jueves, 4 de octubre de 2012

Mon paradis secret.

Después de mucho tiempo regreso, a mi extraño paraíso, del que he intentado huir todo este tiempo. Otra vez me encuentro aquí, ahogando mis penas en papel virtual...
Huyes y te cobijas en esa felicidad engañosa del consumo, en la euforia del momento, pero todo vuelve... 

Hola Infelicidad, hacía ya tiempo que no me visitabas, había llegado a creer que te habías marchado de mi vida y por fin no volverías. Hola Vacío, pensaba que podría llenarte de sensaciones, de vicios y de un nuevo sol. 
Ya han vuelto vuestros síntomas: lágrimas en los ojos, dolor de corazón y esa extraña sensación de no sentir...  

Ya veo; vuelvo a estar infesta de mi propia enfermedad.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Je sais que c'est dur c'est dur d'être toi.

Me dejas parada, como un tren que llega a su destino, totalmente sola, impotente y con la palabra en la boca, y te llevas mi corazón contigo. 
Esas dulces palabras que deberían saber a cielo, pero que, gracias a ti, tienen sabor a veneno. Si supieras lo que siento, si me entendieras, si te pararas a leer lo que dice mi mirada, si pudieras leer mi mente, te darías cuenta de lo patética que soy: soñando que lo que deseo se puede hacer realidad.
Cuando mis ojos se posan en los tuyos, una sonrisa burlona se dibuja en tu cara, dejando paso a la sonrisa más dolorosa y cruel. No se puede volver el tiempo atrás. Mi razón no hace más que decirme “olvídalo”, pero mi corazón no puede. 



Tú me provocaste, me heriste, me desordenaste y ahora lucho una batalla que no podré ganar.

domingo, 29 de abril de 2012

L'amour toujours

¿Cómo se puede amar y odiar a alguien al mismo tiempo? Así es mi amor: atemporal. Por momentos olvido el presente cuando él es un tipo despreciable y sólo puedo recordar cómo era, cómo me trataba, cómo me quería. Mezclo personalidades, momentos, tiempos y así mi amor se vuelve atemporal: sin poder distinguir lo que fue y dejó de ser, de lo que nunca será. 
Tengo la admirable (¿despreciable?) capacidad de borrar lo malo y recordar los momentos gratos. Así, aún después de escribir atrocidades acerca de él, puedo llamarlo por teléfono y hablar como si nada, con voz de enamorada y suspiros cariñosos. Sí, es lamentable. Por eso me costó tanto despegarme de él, por eso escribo: no quiero olvidar. 
Quizás hasta tenga memoria selectiva: archivo solamente los documentos, pensamientos, fotografías, escritos y demás, que me hagan recordar los buenos tiempos. (Abzurdah)


miércoles, 18 de abril de 2012

J'ai besoin d'idées,d'inspiration.



Cuando entras en el juego, en el circulo vicioso, una cosa lleva te lleva a la otra, y ya no puedes parar. Bienvenido.



domingo, 4 de marzo de 2012

c'est inutile.

Miro tus ojos, como si se trataran de la mejor obra de un gran pintor, y todo se vuelve de armoniosos colores, no hay nada fuera de lugar. Ando entre las dunas de ese desierto de tu interior, de intenso color marrón, hasta caerme en ese agujero negro del centro, que nadie me avisó que fuera tan  un color tan cálido, que nadie me dijo que estuviera allí, que nadie me dijo que fuera más grande que el unniverso. Insensata de mi por acercarme a lo desconocido.  Caigo, cada vez más hondo, todo es cada vez más profundo y derrepente, veo el fondo. Aterrizo como una pluma, no me hago daño, no me golpeo... me poso en tu corazón, puro y transparente, y me va envolviendo esa extraña sensación, la felicidad, que me hace verme en tus ojos como un espejo, y te reflejarás en los mios, y ahí comenzó mi infinito, comenzó el universo...  Quiero perderme en ellos, quiero morir en el desierto.

martes, 24 de enero de 2012

Je suis fatiguée de ce jeu.





Tu sais? Je suis fatiguée de ce jeu.
Je sais pas comment procéder, quelle pièce déplacer...
Je sais pas le truc.
Je ne sais rien, j'oublie tout.  
Oui, j'ai quitté le jeu.



lunes, 9 de enero de 2012

Adieu, mon coeur.


Sabes que la vida sigue, pero tu te encuentras parada. Miras hacia arriba, hacia abajo y te das cuenta de que tus pies siguen en la tierra, sigues viva sin vivir, inspiras sin expirar, ¿será esto la muerte?. No, no lo es, porque aún puedes sentir esa sensación que te hace temblar y tambalearte frenéticamente como las hojas en otoño, cuando se disponen a morir. Siente el silencio corriendo por tus venas. Cada minuto que pasa se clava en tu cabeza, pero el tiempo pasa lentamente y el dolor es agudo.
Sales corriendo. Ahora eres libre, huye lo más deprisa que puedas. Y llora sin esperanza y sin fe, sabes que lo más duro quedó en el ayer...