domingo, 13 de noviembre de 2011

Au revoir.


¡Portazo! Cierras la puerta de una patada con todas tus fuerzas, queriendo dejar el alma en ello, notas como la claridad que entra por la ventana se disipa en cuanto toda con tus pupilas y se vulve grisacia, ya nada es del mismo color, la realidad distorsionada. Notas como una de las "famosas mariposas" ya no están en tu estomago, la sientes en la garganta, atrapada, notas su cosquilleo, pero esta vez no es placentero, esta vez no es amor... Es vacio, una sensación de que te estás ahogando en un mar del cual ni siquiera tu eres consciente, todo se detiene, la mariposa a muerto, pero ahí sigue, atrapada en el reo de muerte. Trás un breve silencio comienzan tus lagrimas a manar, y no paras de llorar, no puedes dejarlo, es como una droga, te está consumiendo por dentro, dejandote inservible... ¡Un momento! la mariposa ha resucitado, he intenta salir, han cesado las lagrimas, notas como la desesperación sube y baja en un vuelo ligero por tu garganta fundiendose con tus pensamientos, no te queda ya oxígeno que respirar, ni lágrimas que llorar. Así es mi ciclo vital.


"He intentado convencerme de que podía vivir sin ti, pero ya ves, no lo consigo..."
-Marc Levy

3 comentarios:

  1. Ame tu blog
    LINDA TE MANDO UN BESO

    http://wonderlandjamileh.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito el texto y la última frase de Marc Levy me ha matado *-*
    Gracias por pasarte por mi blog, espero que lo sigas haciendo :)
    Tú también tienes un blog genial y te sigo.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  3. Gracias por seguirme! tu blog me gusto mucho, suerte, voy a pasar mas seguido para ver las entradas nuevas!

    ResponderEliminar