martes, 8 de noviembre de 2011

Le boulevard des rêves perdus...

Hay días en los que las ganas te fallan las esperanzas se acaban y toda tu fuerza se esfuma en tu exhalación… Días en los que dejarías de luchar, en los que eres incapaz de ver, no por enfermedad, sino por esas lágrimas que no dejan de caer y te ciegan hasta el extremo de no poder ni ver dentro ni fuera de ti. Días en los que te cuesta levantar y seguir, días en los que el camino está confuso, cortado, en esos momentos en los que solo puedes reptar como una serpiente hasta esa caída infinita donde permanecerías eternamente... 
Días donde tu mente también te engaña … y en los que vives sin saber muy bien por qué, ya que por tu sueño has dado tu vida. En este momento te preguntas si realmente estás en el buen camino o si todas estas caídas son por alguna cuestión en especial.
 Tal vez lo que pasa es que no merece la pena sufrir por vivir puesto que todos vamos a acabar igual, recogidos en la misma caja cuando se acabe esta partida a la que juegan con nosotros como pequeñas y delicadas piezas, que cuando se rompen quedan relegadas a un segundo plano. 
Ahora que esta pieza se ha roto, por querer conseguir su meta, seguir el que creía su camino la tocará seguir sola, porque no la queda otra solución. Creo que cada vez que intento caminar los pedazos de mi propio juego junto con los míos propios me hieren los pies, haciéndome caer, así nunca podré avanzar me temo... 
Intento seguir soñando, incluso me recompongo pero el daño sigue interno y me impide soñar con normalidad...
Creo que de todo esto es de lo que estoy cansada, de arriesgarme a jugar la partida y siempre perder, quedar rota en la jugada final, en la que creí ganar la partida. Esta pequeña pieza ha luchado tanto que tiene sus heridas y cicatrices como seña de identidad, creo que no sabría decirte las batallas que hay perdidas, tan solo recuerdo el dolor posterior de levantarse y pisar todos esos gritos y lágrimas convertidos en cristal que taladran mi alma cada vez que intentaba andar y me hacían caer...

"¿Por qué a pesar del paso del tiempo te sigo queriendo tanto?.
La vida es un sueño y por un sueño doy la vida
y mientras muero poco a poco voy curando mis heridas,
es una ironia curarse para morir,
pero moriria por volver una vez a sonreír."
-Blaze.

1 comentario:

  1. Me a gustado mucho la entrada y tu blog me encanta! la foto de fondo en el titulo es GENIAL en serio! te sigo! besos :)
    desde
    http://caperucitadecolorines.blogspot.com/

    ResponderEliminar