miércoles, 14 de septiembre de 2011

Sans toi...

¿Qué tienen los hombres en la cabeza? Como muy bien dijo un anuncio, todo menos caspa, por eso son tan difíciles de comprender, por eso son tan fáciles de querer, porque intentas entrar en su cabeza, porque intentas comprenderles y terminas convirtiéndote en una simple esclava de su mente compleja. Poco a poco te van atrapando, van convirtiendo tu corazón en una maquina sin utilidad, renegada a un trabajo de mierda, el de fosa común de todos tus sueños, todas tus esperanzas y alegrías, se ve relevado por una inmensa sensación de bienestar que queda corrompida cuando tus ojos se abren, cuando ves la realidad, cuando te das cuenta de que él, si ese, el diferente, el especial, no era más que otro hombre, igual que todos, que te mentía, que jugaba contigo, con tus sentimientos y al cual le importaba realmente una mierda lo que sentías.
Él, que se hacía ver como tu amigo, como la persona a la que entregarle lo más grande que tenemos en este mundo, tu corazón, pero aún así le ha pateado, le ha destrozado simplemente se ha limitado a tratarle como cualquier persona de su edad (por lo menos de la mental) lo haría, a coger unas tijeras y cortarlo para más tarde hacerle una bola y darle patadas hasta dejarlo inservible.
Solo decir que gracias, acabas de "reanimar" mi creencia hacia la humanidad.
Gracias, tu que parecías diferente pero en realidad eras igual.
Gracias, por "quererme cuidar". Gracias por ser igual que todos los demás.
Ahora gracias a ti soy más fuerte, gracias. 

1 comentario:

  1. "Ahora gracias a ti soy más fuerte, gracias."
    Me encanta esta frase, el texto es genial, como siempre, un besito :)

    ResponderEliminar