sábado, 10 de septiembre de 2011

Vous ne savez rien de vous.

Cuando salgo con mis amigos siempre estas tú por detrás,
¡Déjame en paz! No lo repito más,
¡Déjame volar, dejame saltar!,
¡Déjame gritar!,
y decirte que no quiero verte más.

Tengo las alas rotas de impedirme volar,
no sabes las noches que he podido llorar...
¡Por ti!

Pero ahora solo dejame volar, dejame saltar,
Déjame gritarle al mundo...
Que ya no me hundo,
¡Que estoy mejor que ayer!,
pero te he visto aparecer,
Y mi mundo se ha vuelto a caer...


No hay comentarios:

Publicar un comentario